lunes, 15 de diciembre de 2014

El incienso que entra en el cuerpo.
Y el recuerdo de la presencia de tus manos.
Todo lo que es no guardara el llanto.
En su cofre todos los sonidos que el mundo encierra..
no quisiera que los irrumpan las flores del agua negra.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario